La comunicación humana una gran habilidad social y organizacional

Cuando hablamos de comunicación humana es posible que solamente nos remitamos a la comunicación como la base esencial de toda sociabilidad. Dondequiera que los hombres han tenido que entablar relaciones duraderas, la naturaleza de las redes de comunicación que se han establecido entre ellos, así como las formas que han revestido y la eficacia que han alcanzado han determinado en gran medida las oportunidades de acercamiento o de integración comunitaria, como las posibilidades de reducir las tensiones o resolver los conflictos que se planteaban.

Al principio de los tiempos sólo pudo establecerse una comunicación permanente a nivel de colectividades limitadas, grupos de pueblos vecinos o integrados en un mismo conjunto social. En cambio, en la actualidad, gracias a la rapidez de los medios de información y a la red de relaciones de toda índole que se han establecido en el mundo entero, esa comunicación ha adquirido una dimensión orgánicamente planetaria.

Ningún pueblo puede ahora vivir aislado, excepto raros grupos que viven en zonas de acceso particularmente difícil. Cada nación forma parte ahora de la realidad cotidiana de todas las demás. A falta de una conciencia real, el mundo vive en una situación de interdependencia que se acentúa cada vez más. Pero esa interdependencia va también acompañada de muchos desequilibrios y crea a veces graves desigualdades; ello explica los malentendidos y los múltiples focos de tensión que se promueven unos con otros a través de los medios.

La comunicación como motor que anima la vida

«La comunicación sostiene y anima la vida. Motor y expresión de la actividad social y de la civilización, ha llevado a los hombres y a los pueblos desde el instinto hasta la inspiración, a través de una serie de procesos y sistemas de información, de impulsos y de control. Fuente común de la cual se toman las ideas, fortalece mediante el intercambio de mensajes el sentimiento de pertenecer a una misma comunidad.

Traduce el pensamiento en acto y refleja todas las emociones y todas las necesidades, desde los gestos más simples que permiten la continuidad de la vida hasta las manifestaciones supremas de la creación… o de la destrucción. La comunicación, que ensambla el saber, la organización y el poder, vincula en el hombre la memoria de sus orígenes a sus aspiraciones más nobles a una vida mejor».

Es clave entender que la  comunicación humana es acción, ya que permite la interacción de los sujetos capaces de expresarse por lenguaje y acción, (ya sea con medios verbales o con medios extraverbales), entablan una relación interpersonal, para poder coordinar  de común acuerdo  sus planes y acciones.”

Para esto, fue necesario esperar siglos de enormes esfuerzos que se hacían, para construir lenguajes y códigos, hasta llegar a la convencionalización de las palabras y así, convertirlas en una gran red de comunicaciones, que se ha vuelto más complejas y que los profesionales en comunicación están en el deber de desentrañar, para que los mensajes fluyan y apoyar  de este modo el direccionamiento estratégico y los objetivos de negocio.

La comunicación como una forma de mediación

Por tal motivo, es necesario tener en cuenta la reflexión de Habermas en la que expresa que la comunicación es una forma de mediación, de acercamiento, que permite establecer reglas para trasmitir la información, orientar de manera valorativa, a través de la tradición y del aprendizaje, pues es un mecanismo de ampliación del saber práctico que permite la generación de ideas y de conceptos que se intercambia para la creación de sentidos sociales, que a su vez impulsan las causas y de ese modo la transformación que hace única la organización puesto que incorporan culturas creativas que aceptan el cambio como una manera flexible de renovarse y competir.

La comunicación si se considera desde una visión técnica como la información

Por su parte Joan Costa, manifiesta que “la comunicación si se considera desde una visión técnica como la información, es un índice numérico que caracteriza la intensidad de intercambios entre los sujetos, esto determina la complejidad de mundo colectivo constituido por una sociedad global repartida en el espacio de tiempo”, es esencial que la comunicación sea un aliado estratégico para generar un marco de relaciones que propenda al desarrollo y sostenibilidad de la organización.

En conclusión, la comunicación ha salido de los medios masivos y se ha insertado en las organizaciones para convertirse en el sistema de interalaciones y entendimiento laboral que da estructura a los objetivos llevando al beneficio de la organización, dando apoyo a todas las áreas y procesos.

 

Gracias por tu visita

Cordialmente

Carolina Chica Cadavid

Fuentes: [1] MACBRIDE, Sean y otros. Comunicación e información en nuestro tiempo. México: Fondo de Cultura Económica, 1980. p. 19.[1] HABERMAS, Hürgen. Teoría de la acción comunicativa. Tomo I. Edi. Taurus. Madrid. 1997. Pag 124 [1] HABERMAS, Hürgen. Teoría de la acción comunicativa. Tomo I. Edi. Taurus. Madrid. 1997. Pag 410 [1] COSTA, Joan. Dircom on-line. Edit. Design. 2004. Pag 25

 

Anuncios

2 comentarios en “La comunicación humana una gran habilidad social y organizacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s